"Death leaves a heartache no one can heal...love leaves a memory no one can steal"

Formas clínicas del aborto I

En los siguientes post bajo la etiqueta de Aborto iré posteando las distintas formas de clasificar un aborto. Muy interesante, aunque con términos propios de la medicina, me pareció un artículo bastante accesible de leer.



FORMAS CLÍNICAS DEL ABORTO

En función de la evolución, habrá distintas formas clínicas:
Amenaza de aborto

Aborto inevitable
Aborto consumado: incompleto, retenido, completo




AMENAZA DE ABORTO
Se la define como:
Aparición en el curso de las primeras semanas del embarazo de una hemorragia transvaginal, procedente del interior del útero, que puede acompañarse de dolor más o menos acentuado. En toda hemorragia en primer trimestre se ha de sospechar una amenaza de aborto, que es un hecho relativamente frecuente.
Otras causas de hemorragia son: hemorragia de implantación (parecido a la regla) y hemorragia cervical o vaginal.

En el 20% de los casos hay una evolución favorable y no se observan efectos adversos ni para ella ni para la gestación. Algunos autores creen que en los casos que ha habido amenaza de aborto antes de la 16ª semana hay más probabilidad de que se produzca un parto prematuro o CIR (crecimiento intrauterino retrasado).

Exploración física: el tamaño del útero corresponde al normal de la gestación. 

Además:
- el cuello está cerrado
- hay persistencia de la sintomatología subjetiva de embarazo
- exámenes de laboratorio: hCG o subunidad beta de hCG son adecuados para la edad gestacional

Ecografía: es imprescindible. En la mayoría de los casos el latido cardíaco fetal y los movimientos activos sugieren un buen estado embrionario.
Siempre se han de buscar signos que permitan predecir la evolución del embarazo, entre los que se incluyen:

Características del embrión.
Se estudia la morfología del embrión y se hace una biometría para ver si su tamaño se corresponde con el adecuado para su edad gestacional. Cuando aparecen anomalías estructurales o del tamaño se ensombrece el pronóstico.

Características de la vesícula embrionaria.
Tamaño: tanto muy grandes como muy pequeñas indican mal pronóstico. A veces hay un desarrollo normal aunque la vesícula sea pequeña a partir de la semana 9.
Forma:
-ovoidea o con escotadura como reloj de arena: buen pronóstico
-irregulares, con bordes poco nítidos o dentados: mal pronóstico. Terminan casi siempre con la interrupción del embarazo

Vesícula vitelina.
Buen pronóstico: forma redondeada con bordes muy nítidos. Se ve hacia la 5ª semana.
Mal pronóstico: tamaño muy pequeño o excesivamente grande con contornos casi borrados.

Anomalías en la implantación. La implantación cercana a un mioma o al tabique de un útero malformado, ensombrece el pronóstico.

Hematomas. Generalmente se estudian con eco transvaginal y se distinguen varios tipos según su localización, que condicionan el pronóstico:

- Intacavitario: en la cavidad uterina virtual, entre la caduca refleja y la parietal. Esta cavidad se distingue como línea hipoecogénica hasta aproximadamente la 9ª semana. Después se produce la fusión y se cierra.

- Intracorial: aparece también antes de la 9ª semana y es más frecuente. Su evolución es favorable.

- Subamniótico: aparece después de la 9ª semana cuando ya se ha obliterado la cavidad uterina por fusión de deciduas. Se encuentra entre amnios y corion. Cuando no es masivo y es único tiene buen pronóstico.

- Subcorial: también aparece después de la 9ª semana. Si se sitúa entre el corion liso y la decidua capsular el pronóstico es bueno; cuando se sitúa entre corión frondoso y la decidua basal el pronóstico es malo.

- Subdecidual: situado entre decidua (endometrio) y miometrio. Cuando afecta a la decidua basal tiene mal pronóstico. La hemorragia y el dolor suelen ser más intensos que en la amenaza de aborto.

HUEVO HUERO
Desde el punto de vista ecográfico se habla de este término cuando en una vesícula embrionaria de 15 milimetros no se observa ninguna estructura embrionaria. Embrión muerto: lo indica la ausencia de movimientos activos y de latido cardíaco, incluso en los casos en que se presenta una hemorragia mínima

Evolución: mediante la determinación seriada de beta hCG, pero sobre todo se realizará un estudio ecográfico cada 2 semanas, o menos, según síntomas.

Tratamiento: reposo físico y mental. Cuando los síntomas no son muy manifiestos se puede quedar en casa, pero cuando son muy notorios, permanece
ingresada bajo el tratamiento que se considere necesario.


Fuente: Portales médicos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu comentario es valioso para mí. ¡Anímate!